domingo, 9 de septiembre de 2012

Y, después de todo, gracias.



 Todo tiene su momento, y el de le petit rue mazagran llegó a su fin.

Compromisos profesionales me van a impedir seguir empleando el que considero que es el justo tiempo para el blog, y no me gustaría seguir haciéndolo deprisa y mal, porque si algo siempre ha significado el blog para mi es ocio, y no una obligación.

Ocio en estado puro, compartir con el lector aquellas cosas que, como dije desde el primer post allá por noviembre del año pasado, marcan la diferencia. Sobre todo en materia de moda, que me encanta, y de belleza. Pero también sobre cine, música, teatro o literatura. Sobre cultura en general. Porque es algo que debiéramos cultivar en nuestros ratos de ocio: consumir cultura. No se me ocurre mejor manera para alimentar el alma.

Se me quedan muchas cosas por decir. No he dicho que me apasiona John Le Carré, que me pierden los bolsos de Gucci o que esté enamorada del personaje que interpreta Paul Newman en "La gata sobre el tejado de Zinc" (esa mirada que le dedica a Liz Taylor en la primera escena es abrumadora). Ni que Kate Moss me parezca la top entre las top (sobre todo por su inteligencia, que es la que realmente la ha llevado al top de la moda). Ni que como buena donostiarra mi plan de fin de semana ideal es ir de potes con la cuadrilla por la Parte Vieja de la capital guipuzcoana y degustar deliciosos pintxos de nueva cocina vasca (nadie debería morirse sin hacerlo, creerme, debiera estar en toda lista de "cosas por hacer en la vida" que se precie). Ni que de gracias todos los días a aquella persona que se le ocurrió diseñar moda low cost con diseño vanguardista (hoy en día vestir con estilo no está reñido con una economía modesta). Ni que esté plena e irremediablemente enamorada de Paris (más cuando una muy buena amiga vive allí). Ni que entendiera por fin a todas aquellas mujeres que veían en Jonny Deep al hombre sexy ideal que yo no acababa de ver en la saga "Piratas del Caribe" tras visionar "Chocolat". Ni que me encanta el bollo de pan de pasas y nueces de la panadería Ogi Berri de enfrente del Mercado de San Martín en San Sebastián. Ni que los vascos, aunque tengamos fama de frios, somos amigos fieles para toda la vida (como muy bien apuntaba un buen amigo hace algunas semanas). Ni que Londres me parezca la ciudad perfecta.

Tampoco he contado que el primer libro con el que verdaderamente me enganché (de esos que no puedes dejar de leerlo durante horas seguidas) fue las diferentes aventuras que Sir Arthur Conan Doyle nos relató sobre mi adorado detective inglés Sherlock Holmes. Ni quesoy incapaz de ver "El tercer hombre" sin emocionarme por la gran obra maestra que es. Tampoco que tomarme un zumo de naranja natural en la terraza del museo MoMa de Nueva York entre esculturas de Jeff Koons mientras divisaba el sky line de la ciudad fuera de lo que más me gustó de atravesar el charco. Eso e ir de tiendas al anochecer por el Soho, claro. Tampoco que no me gusta el libro electrónico (ni en teoría lo que representa ni en la práctica, nada). Ni que me encanta la jardinería, el helado natural de frutos del bosque de la clásica heladería de la Calle Andía de San Sebastián, pasear descalza por la playa en invierno o las infusiones de rosa mosqueta y fresa. Ni que me pierda el chocolate negro negro negro. Ni que me encante el estilo de Olivia Palermo pero a la que creo le falta un oficio conocido para poderle considerar la it girl por excelencia. Ni que vivir en San Sebastián es sinónimo de calidad de vida. Ni que mi egoblogger preferida es Estefanía de Con Dos Tacones . Ni que Venecia es, por mucho, la ciudad más romántica y especial en la que he estado. Ni que me encanta el sorbete natural de frambuesa. Ni que me encantan películas de acción y efectos especiales como "Star Wars". Ni que estoy enamorada de la elegancia del agente secreto británico 007. Ni que adore a Jennifer Aniston desde su Rachel de "Friends". Ni que tomarme unas tortitas en la Plaza Mayor de Salamanca constituya uno de mis mayores placeres. Ni que perderme entre las numerosísimas zapaterías de esta bella ciudad es algo que me apasione hacerlo una vez al año como mínimo. Ni que mi película de Disney preferida es "La Bella y la Bestia". Que me encantan las "Tribute" de Yves Saint Logan . Ni que cualquier momento me es bueno para volver a ver un capítulo de "Sexo en Nueva York". Ni que me apasiona Andy Warhol. Ni que me arrepiento de no haberles visto en directo a los Rolling Stones cuando tuve la oportunidad de hacerlo en San Sebastián hace pocos años. Ni que la blogger, redactora de moda y estilista que más me gusta por mucho es Ana Ureña de Léxico Fashionista (a la que por cierto conocí hace años a través del que creo que fue su primer blog o web propia, cuando todavía yo no conocía ni el término "blogger", de cuyo nombre no me acuerdo la verdad pero que me encantaba seguir, de ahí la ilusión que me hizo redescubrir el que hoy en día es su blog). Que una de mis películas favoritas por excelencia es "Sucedió una noche". Ni que me encantaría poderme casar vestida de Elie Saab. Ni que creo que ser joven hoy en día creo que es una actividad de riesgo.Que necesito ver por segunda vez consecutiva una película que me haya gustado mucho. Ni que me encante mi gente; disfrutar de ella y con ella.


Pero creo que hay cosas que, por el contrario, sí he dicho. De esas que en mi humilde opinión marcan la diferencia. Como que en cuestión de belleza la máxima "menos es más" cobra su mayor expresión. Que me encanta hacer locuras con mi mejor amiga. Que una buena película hay que verla en pantalla grande en el cine con una buena ración de palomitas. Que la vida es muy corta para perder el tiempo leyendo libros malos. Que en moda debe primar ante todo la funcionalidad. O que poder compartir la vida con la persona a la que quieres es lo mejor que te puede pasar.




Como ya he dicho en alguna ocasión aquí, el blog me ha permitido conectar con gente con la que comparto intereses y no conozco, así como escribir sobre lo que me gusta. Pero si hay algo que de verdad me ha hecho ilusión es que mi gente, con la que en muchas ocasiones no comparto intereses, sobre todo en materia de moda, me hayan seguido. Por todo ello, a conocidos y a extraños, muchísimas gracias, de verdad.


Y en cualquier caso, seguiré estando el Twitter, como hasta ahora, en @sandrarm4 .



Termino el post tal y como he empezado todas las semanas hasta ahora, con una canción que me encanta, esta vez de Shakira, "Antología".










Como dice un buen amigo, cuidaros mucho. Y, sobre todo, daros la oportunidad de disfrutar de la vida, que merece mucho la pena ;) .




Un besito. S. 



Thanks so much for reading

14 comentarios:

María dijo...

Te deseo que te vaya todo muy bien

Besos
http://jourlejour-marie.blogspot.com.es/

Sandra dijo...

¡Muchísimas gracias María! Un besito. S.

Sandra dijo...

Sandri!! qué pena pena que cierres el blog :( A pesar de no comentarte muchos de los post (por no decir la mayoría) los he ido leyendo todos y cada uno de ellos desde que empezaste :)

Es el comienzo de una nueva etapa en la que estoy segura de que te va a ir de cine.

Un besazo guapa!

DP: ya te vale, podrías haberlo dejado después del Zinemaldi, así tendría crónicas de primera mano! jeje

Sandra.A.

Sandra dijo...

Sandri!!! qué mona eres!! gracias!! ;) ya sabes que yo a ti te tengo al corriente al momento, del Zinemaldi o lo que sea ;) un besazo guapa!!! S.

Lucía TC dijo...

Es una pena... pero te entiendo.

Un blog ocupa tiempo, al menos si quieres escribir posts en condiciones, y a veces es dificil cumplir la promesa de mantenerlo por placer y no por obligación.

Vete orgullosa, porque te vas dejando huella ;)

Sandra dijo...

¡Muchísimas gracias Lucía! Qué palabras tan bonitas ;) de todos modos seguiré siendo lectora fiel aunque ya no escriba. Un besito!! S.

Rocio dijo...

Que pena! Yo ahora me voy a vivir a San Sebastian, y me dabas muchas ideas para conocer sitios nuevos!
Suerte!!!
Muua

jenny dijo...

Sandra,las que todos los dias dedicabamos un rato a repasar los nuevos post de este blog lo echaremos mucho de menos.Pero las razones son de peso y creo que merecen bastante la pena.
Un besazo,Jenny

Sandra dijo...

¡Rocío! Muchas gracias, y para cualquier cosa el mail del blog que está indicado a la derecha lo seguiré utilizando, así que para cualquier cosa concreta no dudes en escribirme ;) , de consejos de alojamientos, lugares a los que ir etc. Además, seguiré escribiendo en twiter, como hasta ahora, en @sandrarm4 . Y ya verás además lo agusto que vas a estar en San Sebastián. Un besito y mucha suerte con el cambio! S.

Sandra dijo...

Jenny!! Muchísimas gracias!! ;) La verdad es que sí, me da muchísima pena dejar de escribir el blog, pero como bien dices tengo razones de peso que harán que no pueda emplear tanto tiempo al mismo. Un besazo!! S.

Qué Acierto! dijo...

Mucha suerte y ¡que te vaya bonito!

Keep the Secret dijo...

Una pena que cierres el blog! aún así espero verte en Kutxa Kultur ;)
xoxo

Fabrizia dijo...

I wish I could understand everything!
i love the song by the way!
Come back soon to visit my: fashion blog!
< Last day to win a chic watch by La Mer Collections !!

Sassi dijo...

love that song!
X