Hair care&Co





- My fringe&me - 


Como ya he dicho anteriormente (link: HAIR CUT&CO ), creo humildemente que el pelo es un rasgo característico de mi imagen ;)  y por eso siempre le he prestado la que yo creo que es su merecida atención.


Pero el hecho de que tenga bastante protagonismo hace que también suponga mayor responsabilidad. Por eso siempre he sido muy conservadora a la hora de hacerme cambios drásticos en el pelo. Aunque igual esta no era la razón por la que no me atrevía, o no la única por lo menos ;) .


Porque para qué engañarnos, hay que ser muy "valiente" para arriesgar con el pelo y, sobre todo, estar muy seguro de uno mismo y de su imagen. A mi me costó rendirme ante la tijera de mi peluquero (llevé durante muchos años el cabello largo, y hace unos tres años me lo corté bastante, dejandome media melena), pero lo que realmente ha supuesto un punto de inflexión importante en mi querida relación con mi pelo (tenemos una relación muy especial él y yo, jeje!!) ha sido cortarme el flequillo ;) .


La verdad es que es una idea que desde hacía tiempo me rondaba por la cabeza, pero nunca encontraba el momento oportuno para llevarla acabo. Siempre ponía excusas (la época del año, la largura del pelo, etc.). Pero lo que realmente ocurre con estas cosas es que simplemente pasan. Pasan cuando te lo pide el cuerpo, cuando estás con fuerzas para asumir un cambio drástico en tu imagen y, por lo tanto, cuando estás seguro de tu apariencia.


Por ello, ahora con el pelo de nuevo largo y con una buena dósis de "valentía" me he cortado el flequillo. Un flequillo recto pero desigual (irregular), para que no resultara demasiado "agresivo" a los rasgos de la cara. Y largo (a la altura de las cejas), que a mi gusto es el más bonito.


 [Jennifer Aniston]


En cuanto a cómo peinarlo, con el pelo suelto me gusta mucho, queda muy años 70, muy Jane Birkin, pero como realmente me gusta es con el pelo recogido (o semirecogido) y con un poco de volumen en la coronilla. Me encanta ;) .


[Jennifer Aniston en una escena de la película "Cómo acabar con tu jefe"]

Y lo que es mejor de todo, para mi sorpresa, el flequillo es tremendamente cómodo. Porque ya sabéis que una de mis máximas es la funcionalidad, y el flequillo lo és. Sobre todo si tienes bastante pelo y liso como es mi caso. Ya no tienes que preocuparte porque el pelo te vaya a cara, ya lo tienes en la cara, bien puesto y no te estorba ;) .



[Jane Birkin]


Además, como decía una buena amiga, el flequillo (recto aunque irregular en mi caso) da una apariencia de armonía al peinado en general.


Pero lo que realmente me encanta del flequillo es que me favorece, que al final es de lo que estamos hablando. De vernos bien con nuestra imagen. Y yo lo hago ;) . Arriesgué y gané.


Porque de vez en cuando nos tenemos que dar el gusto de poder cambiar, de arriesgar (aunque sea mínimamente) con nuestra imagen, porque al fin y al cabo es lo que en cuestión de apariencia marca nuestra evolución personal. Hay que intentar encontrar aquel zapato en el que realmente nos sintamos cómodos. Os animo a que lo busquéis (con las premisas de las que ya os he hablado anteriromente, link: HAIR CUT&CO ), porque se encuentra. Yo lo he hecho ;) .




Un besito. S.



Thanks for reading ;)





- Hair cut&Co -



Creo, humildemente, que si hay algo que caracteriza mi imágen es mi pelo ;) . Siempre me lo he cuidado, con más o menos acierto, y le he prestado la que yo creo es su merecida atención. Porque como decía una profesora mía (de Antropología) del colegio, el pelo es el símbolo de atracción por excelencia.




(Brigitte Bardot; pienso en melena bella, pienso en musa de belleza por excelencia, y sólo me viene élla, BB)



Por ello, desde los 15 años me he preocupado por el estado de mi pelo y me lo he dejado más o menos largo. Pero la cosa no es tan sencilla, no es tanto cuestión de longitud. O sí. Veamos.


En primer lugar, creo que es imperativo tener el pelo cuidado. Sinceramente no entiendo a aquellas que están más de 6 meses sin ir a cortarse las puntas. Muchas ponen como escusa que quieren dejar que crezca. Falso. Sólo conseguirán castigar más aún el pelo y que cuando finalmente lo dejes en manos de un profesional (si es competente y hace primar la salud de tu cabello por encima de hacerte lo que tú realmente quieres, es decir, sin fines estrictamente comerciales) tenga que cortarte más aun para poder mantener a raya la calidad del pelo (es decir, ya no será cuestión de cortar sólo puntas, sino también medios). Creo muy sinceramente que no hay nada que me perturbe más que un pelo largo mal cuidado y con las puntas abiertas. Pero tenga la longitud que tenga tu pelo, cuida las puntas. Es un básico.



En segundo lugar, cada cara y cada tipo de pelo con su corte. No vale el "todo vale". No vale la tendencia. No vale la apetencia. Sólo vale lo que vale. Lo que vale para tí, y no para los demás.

Por ello, dos premisas básicas:

1º  Conocerse (de verdad, tengo lo que tengo, no lo que me gustaría tener, y en base a eso actúo para obtener el resultado que quiero);

2º  Encontrar un buen profesional que (realmente) te asesore.


En cuanto al tipo de pelo, fundamental tener lo siquiente en cuenta. Un pelo fino, sin volumen, no admite el pelo largo. No muy largo por lo menos. Y mucho menos un corte recto. El pelo fino pide poca longitud a gritos, pide capas, pide aportarle volumen (¿habéis probado a secarlo boca abajo?).

El pelo fuerte, por el contrario, tiene peso, por lo que admite mayor longitud, y tiene cuerpo suficiente como para llevarlo con menos capas si se quiere. Pero admite por igual, corto o largo, salvo que tenga bastante volumen, en cuyo caso mejor dejar que coja peso el pelo con capas más largas.


En cuanto al tipo de cara, la cuestión es la que sigue. La cara redonda (que no por ello "regordeta", a veces se confunden ambos conceptos) conviene que la "alarguemos" ópticamente, por lo que mejor mantener el pelo sin mucho volumen en los costados, aunque sí lo admite en la vertical (es decir, a través de flequillos o sutiles tupés). Me encanta como queda la melenita corta con flequillo al lado, o el pelo ondulado corto (no por encima de la línea del mentón) o a media melena.



(Katie Holmes está super favorecida con este corte, me encanta)



La cara alargada, por el contrario, nos pide capas y volumen; más cuerpo (y el flequillo, a poder ser, recto).



 (Jennifer Aniston tiene la cara alargadita, y el pelo largo, con cuerpo y el flequillo recto le quedan realmente bien)



Las caras ovaladas, por último, son las más afortunadas, las que admiten con casi la misma facilidad un tipo de corte u otro.



  


 (Kate Moss está igual de bella con pelo largo o corto, con o sin flequillo, ella se lo puede permitir)

  
También hay otros rasgos de la cara que se deberían tener en cuenta a la hora de decantarse por un tipo de corte u otro. De tener el nacimiento del cabello bastante bajo (es decir, tener más bien poca frente), mejor raya al lado y sin flequillo. Por el contrario, si se tiene el nacimiento del pelo bastante arriba, mejor optar por un flequillo. También en aquellos casos en los que se tenga una naríz más pronunciada, evitaría la raya al medio.


Por lo tanto, y tal y como venía diciendo, no siempre nos conviene lo que más nos gusta.

Y respondiendo a esa primera cuestión que planetaba, no siempre es cuestión de longitud. Ni mucho menos. Para prueba la siguiente imágen de la actriz Scarlett Johansson en un anuncio de Dior:




¿Sé puede estar más bella? Es complicado ;) .




Lo dicho son las prémisas básicas a tener en cuenta. A partir de ahí, una vez asimiladas, a jugar ;) , con la tendencia, con el gusto de cada una.

Y siempre teniendo presente que, además, se puede "engañar" al cabello, y por tanto poder aplicar determinadas reglas que en principio no eran "admisibles" para nuestra melena. Pero siempre hay que tener en cuenta eso, el "engaño", y que todo vuelve a su ser (la raíz no admite dobles tintas). Por lo que en estos casos (tratamientos con queratina, alisadores, quita encrespamiento o permanentes) es imprescinble, más aún si cabe, la constancia y la disciplina.






Son muchos los errores cometidos (y los que me quedan por cometer), pero la experiencia siempre es un grado, y humildemente creo que estas premisas son básicas en materia de cortes de pelo.


En siguientes post hableremos de cómo "jugar" efectivamente con el pelo, color, cómo "engañarlo", cuidados, peinados, etc. Por lo tanto, otro día más, y mejor ;) .





Un besito. S.



Thanks for reading ;)