viernes, 15 de junio de 2012

SOS: Evento formal imprevisto. La importancia del fondo de armario.




Parece una frase hecha, pero no lo és. Tener un buen fondo de armario es fundamental, principalmente en dos aspectos: Uno, para poder servir como punto de partida para poder combinar temporada tras temporada las diferentes prendas "it" que salgan. Y dos, para poder sacarte de cualquier clase de apuro o evento imprevisto.

Y lo segundo es precisamente lo que me ha pasado a mí. Porque o estás de vacaciones (y desgraciadamente no lo estoy) o es prácticamente imposible, por falta de tiempo, que de un día para otro puedas ir de tiendas a comprarte el "modelito" completo nuevo para un evento formal. Por lo tanto, en esta ocasión, sólo me ha quedado una opción: Recurrir al fondo de armario.

Es un evento formal, pero de día. El evento es en Santander, por lo que aunque estamos en junio, hay que tener en cuenta que hablamos del norte. Y voy de invitada, por lo que los tonos que elija tienen que ir acorde con esa posición de segundo plano.

Teniendo todo ello en cuenta, he creído conveniente configurar el siguiente outfit:

1) No sé si la utilizaré, pero por si acaso saldré con una Rebeca cortita y de manga francesa a rayas anchas camel y blanco de ECI de hace varias temporadas (no he podido sacarle una foto, sorry!).


2) Me enamoré de este vestido en cuanto lo ví (me acuerdo que apareció en el editorial de la edición española de Harpers Bazaar de ese mes), y aunque no tuviera ningún evento a la vista, me compré este vestido asimétrico en rosa apagado y plisado de la temporada P/V 11 de Mango. Y creo que es perfecto para esta ocasión.




3) Para restarle algo de seriedad al vestido, optaré por este cinturón de piel camel a la cintura (Mango P/V 11).




4) Y no encuentro mejor bolso para esta ocasión que este con ribetes en piel camel (herencia familiar).




5) Estas sandalias de la temporada P/V 11 de Zara son de las mejores compras en calzado de verano que he hecho en mucho tiempo, porque además de ser muy versátiles, son comodísimas. Y dependiendo del look, le aportan sofisticación (unos simples jeans slim pueden ser su complemento ideal para una noche de verano) o le restan seriedad a un vestido elegante (como he querido hacer en esta ocasión).




6) Make up: Tonos nude, máscara de pestañas negra, y blush ligeramente rosita. Un look muy suave, primando sobre todo la naturalidad.


7) Manicura francesa (sí, lo sé, es muy clásica, pero a mi me encanta, y en este tipo de ocasiones creo que es la opción correcta) y pedicura nude (Chanel).






Sólo hay una cosa que me inquieta: ¿Qué haces para sentarte cuando llevas una falda plisada? Vivo en San Sebastián, por lo que tendré que ir el trayecto hasta Santander en el coche sentada con el vestido plisado. ¿Alguna tiene algún truco particular para las faldas plisadas?  ;) .



Lo dicho. Sólo un buen fondo de armario, con prendas clásicas (pero con un toque especial, como el plisado del vestido, por ejemplo), atemporales y muy versátiles te permite salir airosa de retos como un evento formal imprevisto ;) .


¡Feliz fin de semana!



Un besito. S. 



Y siento la mala calidad de las fotos, están sacadas a todo correr con la BB. 


Thanks for reading. 

2 comentarios:

MMAC dijo...

Me gusta, pero... ¿no es demasiado rosa todo? Quizás todo junto quede un poco ñoño. Yo hubiese optado por unos tonos diferentes, aunque fueran en nude.

Psycho Cat dijo...

Such a cute bow belt and great bag :)
Have a nice weekend